24 de abril de 2012

Paisajes de un día

Tras llevarme un tiempo sin colgar nada, ya va siendo hora de actualizar. Los pasados 11 y 13 de este mismo mes fui junto con mi clase y el grupo de por la mañana de paisaje, a Morón de la frontera y a Montellano respectivamente, a pintar todo lo que pudiéramos en un día (aunque exactamente debería decir que aproximadamente fueron de 5 a 7 horas cada día, y eso como mucho). Ha sido una experiencia curiosa, al principio no lo veía claro pero al final me acabó gustando y me sirvió para aligerar más e ir más directo al grano.

Éste fue el que hice de Morón de la Frontera:


Tuve que hacerle la foto corriendo pues después iban a seleccionar allí varios cuadros para una futura exposición y, claro, había que dejarlo en la Casa de la Cultura del lugar. Por eso la sombra esa que hay en el medio que es de un árbol de detrás. :P
Y sí, la escultura que hay en medio es un gallo, exactamente un gallo desplumado por motivo de la leyenda del gallo de Morón.

Y aquí el de Montellano:


Esta vista es de un parque que antes era una fábrica, y aún conserva las chimeneas de entonces y algo de la estructura del edificio que había antes. Me llamó la atención, aunque en principio lo suyo era pintar mirando hacia la sierra y sus bosques, la mezcla de los mismos con el pueblo (que tenía bastante encanto, por cierto), hacía demasiado viento aquel día y no encontraba el lugar adecuado, así que paseándome por medio pueblo al final me quedé con esto, también para pintar algo "distinto".

Licencia Creative Commons
Este obra de Alfredo Santana de la Oliva está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.